2015/09/27

Sagres, la meca europea del surf

1 comentarios
¡Por fin llegó el verano! el buen tiempo y las ansiadas vacaciones, este año he visitado el país vecino de Portugal para conocer la pequeña villa de Sagres, que apenas cuenta con 2000 habitantes y que se encuentra situada en la mismísima esquina suroeste de Europa, exactamente donde acaba el continente y el Atlántico se abre en todas direcciones, es por ello que recibe comúnmente el sobrenombre de "el balcón de Europa".  Los motivos que me trajeron hasta esta ciudad han sido sencillos: disfrutar de buena comida, excelentes playas y practicar surf. Así que vine por recomendación de Víctor Fernández, campeón del mundo de windsurf en 2010 en la disciplina de olas (la categoría reina en este deporte) al que tuve la oportunidad de conocer en su centro deportivo de El Ejido cuando disfrutaba de sus vacaciones en su ciudad natal.

El pueblo tiene muchas urbanizaciones modernas, pero sin seguir apenas ningún orden, se puede apreciar diversas villas vacacionales de fachadas blancas y siendo la parte más transitada "Praça da Republica", cerca de la playa local, la playa de Mareta, a la que se puede ir a pie.

La principal actividad que se desarrolla en Sagres es el surf, pero también puedes divertirte practicando: bicicleta, canoa, ciclismo, buceo, pesca, golf, paseos en caballo, snorkelling, excursionismo y windsurf.

Pero vamos a lo más importante y la razón de mis vacaciones en este recóndito lugar: las playas.

A continuación destaco las 4 playas de Sagres que pude visitar durante mi estancia, y puesto que una imagen vale más que mil palabras adjunto también vídeos:
  • Playa de Mareta: se encuentra situada al lado de la "Praça da Republica", es de ambiente familiar, está resguardada por lo que generalmente suele estar tranquila. Existe un chiringuito en la playa, y a escasos 200 metros de esta encontrar un restaurante-pizzería y una cafetería que pertenecen al hotel Mareta Beach Boutique Bed & Breakfast, que te recomiendo.


  • Tonel: una de las playas en las que pasaras tiempo si vas a hacer surf, y una de las razones por la que Sagres se ha convertido en un destino surfero importante. Está dirección al Cabo de San Vicente y la fortaleza de Sagres, hay que bajar una pequeña cuesta desde la que no se ve la playa. La playa es preciosa con los acantilados sobre los que se erige la fortaleza de Sagres. Justo en medio de la playa se encuentra una gigantesca roca. La playa dispone de un chiringuito al lado de la cuesta de acceso, y durante los meses de verano también dispone de puesto de socorro, tuve la oportunidad de visitarlo ya que desgraciadamente saliendo del mar con la tabla de surf, tuve la desgracia de pisar un pez escorpión (o pez araña), por lo que me tuvieron que atender allí y poner el pie en agua muy caliente para deshacer el doloroso veneno que inyecta este pez. Por su orientación es la más expuesta de las 3 y el viento pega constantemente y con fuerza, las olas alcanzan un tamaño considerable y la corriente tira mucho.


  • Playa de Beliche: Preciosa y tranquila playa en dirección al Cabo de San Vicente, hay que bajar 160 escalones, pero realmente merece la pena. Dispone de un chiringuito donde pude deleitar unas excelentes sardinas a un precio asequible. El mar suele estar tranquilo, ideal para descansar después de un agotador día de surf en su arena fina y ambiente relajado. También dispone en verano de servicio de tumbonas. Espectacular.


  • Playa de Catalejo: está retirada de Sagres y hay que ir en coche, tuve la suerte de conocerla ya que me llevaron los locales para practicar surf, dispone de un amplio chiringuito y puesto de auxilio en verano. La playa es inmensa, muy espaciosa. El camino hasta llegar a esta playa esta lleno de curvas por pequeña carretera nacional, así que precaución.



Aunque todo esté enfocado a los deportes acuáticos también podemos realizar otras actividades como:
  • La puesta de sol desde el Cabo de San Vicente: Un espectáculo en el cual podremos ver como el mar Atlántico se traga "literalmente" el sol al anochecer. Más que recomendable, pero es muy importante que estés bien abrigado, recordemos que en esta zona el viento sopla fuerte y al mezclarse con la humedad del mar la sensación térmica es baja incluso en verano, es por ello que existen puestos donde se venden ponchos y abrigos, así pues, el que avisa no es traidor. Cuidado también con asomarse demasiado, algún incauto visitante ha perdido la vida precipitándose por el abismo rocoso hacia el mar intentando hacer la mejor foto.

  • La Fortaleza de Sagres, también conocida como Castillo de Sagres o Fuerte de Sagres, se sitúa en el Cabo de Sagres, muy cerca del pueblo y del famoso Cabo de San Vicente. La fortaleza fue construida en el siglo XV y reconstruida de nuevo en el siglo XVIII después de su destrucción a manos del corsario inglés Francis Drake. Su ubicación hizo de ella un punto defensivo muy importante frente a los piratas. Tiene un impresionante portón monumental de estilo neoclásico coronado con un escudo de armas. En su interior podemos visitar la iglesia de Nossa Senhora de Graça. Esta iglesia es de una única nave, con bóveda de cañón y tejado a dos aguas. En su interior podemos admirar un retablo barroco procedente de la Capilla de Santa Catarina en la Fortaleza de Beliche. Otro punto de interés es la enorme rosa de los vientos situada en el suelo al entrar a la izquierda. Desde el cabo tendrá magníficas vistas de la costa, en especial de la hermosa playa del Tonel situada al norte del Cabo de Sagres. La fortaleza abre sus puertas a diario y el precio de la entrada no es muy elevado. Hay parking a la puerta tanto para vehículos como para bicicletas.


  • Comida: Hay multitud de sitios para comer, la verdad es que normalmente la comida está muy buena y todos rondan los mismos precios, sin ser caros. Por mi experiencia, si quieres comida casera típica y a buen precio te recomiendo el restaurante Meridianos que está a la entrada de Sagres. Si vas comer una hamburguesa te recomiendo Hangout, viene acompañada por deliciosas patatas fritas caseras (no de bolsa). La cerveza típica de allí es la Sagres, está sabrosa y más floja que la Cruzcampo o Mahou y si te gusta más el vino prueba el el vinho verde que es el autóctono.
  • Tapas o copas: Dromedario, muy buen ambiente, buen servicio, buen precio y los mejores spot de surf a todas horas. Eso sí hay que tener en cuenta que tanto los bares-pubs de la zona son mucho más tranquilos y bohemios que en España.
  • Otras visitas: Si vas entre marzo y octubre puedes visitar el Festival Internacional de Esculturas de Arena en El Algarve (F.I.E.S.A.) una exhibición impresionante en la que participan más de 50 artistas de gran talento procedentes de todo el globo, creando esculturas que alcanzan un nivel de detalle y perfección sorprendentes. El Zoo de Lagos, un paseo por el mundo, en el que las formas, los colores y los sonidos de las más de 350 especies se mezclan con la cultura de 5 continentes. Zoomarine situado en Guia, a pocos kilómetros de Albufeira, podrás asistir a presentaciones con delfines, focas y leones marinos, con aves tropicales y aves de rapiña. Aquí encontrarás también un acuario con los increíbles tiburones, diversos hábitats, cine4D, numerosas atracciones y diversiones, que sin duda harán de su visita un día memorable.
Unas originales vacaciones en la mejor compañía que seguro no olvidaré.


One Response so far